viernes, 28 de octubre de 2011

Palabras y mujeres

Dice nuestro lector más asiduo, o mejor dicho, el que más asiduamente nos hace saber de su presencia, que entiende nuestras palabras pero que no nos entiende a nosotras.
A mí me pasa al revés, a veces no entiendo las palabras, ni las mías ni las ajenas. Quizá intento entender lo que quiero que digan, o intento decir lo que quiero que se entienda, no lo sé, para cada vez me cuesta más confiar en ellas.
Sin embargo creo que cada vez nos entiendo más a nosotras. Y me siento cómoda en ese espacio de mujeres, pero no sólo para mujeres. Posiblemente porque cuando escribo sé que se me entiende, independientemente de cómo estén combinadas mis palabras, al igual que, cuando leo, entiendo más allá de ellas.

Marion Finlay, Mrs Margaret (Dryburgh) Lyall and Mrs Grace (Finlay) Ramsay. Called 'The Letter'  

Robert Adamson, David Octavius Hill

Acostumbrada a vivir en un mundo de hombres, y no me refiero al tópico si no al mío: un padre, cuatro hermanos, dos hijos y… todos aquellos que me acompañaron y acompañan  durante más o menos tiempo, descubrir y recrearme en este rinconcito es muy, muy agradable. 
Ya está, esto es lo que quería decir y lo dije. Espero que se me entienda.

3 comentarios:

  1. ¡Oh, vecina! Resérvame un hueco de rinconcito para mañana. A ver si te entiendo sin palabras ;-)
    Nos vemos en un rato

    ResponderEliminar
  2. Si por lector, asiduo e ignorante (en buen sentido) te referías a mi, me encanta la referencia viniendo de vosotras. Todo un honor.

    Os estáis convirtiendo en mis favoritas, supongo que porque no os conozco a ninguna, y eso hace un poco más fácil mi tarea de venir aquí, intentar entenderos aunque muchas veces no os entendáis ni vosotras mismas, enfadarme con vosotras cuando me sacáis de quicio con vuestros feminismos (de féminas, no de feministas) y luego desenfadarme y volver porque quiero saber mas.

    Siempre hablamos de cachondeo de los dos bandos entre nosotros y vosotras, pero en cierta medida, existen. Nosotros a veces estamos más cómodos solos y vosotras necesitais tener vuestros pequeños "clubs de las poetas muertas". Creo que nos sirve a todos para luego poder acercarnos a, finalmente, entendernos un poquito.

    Seguid asi...para que pueda seguir aprendiendo ;D

    ResponderEliminar

Sin tus comentarios no somos nada (o sí)