sábado, 11 de enero de 2014

A la mierda Los Puentes de Madison.


Las películas son sólo eso: PELÍCULAS.
Y las películas no son la vida real, ni las prisas ni las fotos bonitas, ni las apariencias tampoco.
Y mucho menos el cambiar a nadie. Menos aún el esperar nada de nadie.

Estoy cansada de rasgarme las vestiduras por amor (qué idiota), ni que eso fuera amor...
Pues anda que no hay amor en la vida "del bueno". 
Y no, no me refiero a los tíos.

Pues lo dicho: a la mierda todo aquello porque "ya no hay vuelta atrás", como dice ella.
Y hacerse la tonta tampoco vale.

Esto escribía yo, allá en el tiempo, tan iluso y tan necesario.
Eso sí, la película es una preciosidad, que conste.


P.D.: Ella sabe quién es. Gracias por todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Sin tus comentarios no somos nada (o sí)