domingo, 11 de agosto de 2013

La persona correcta...

En la distancia equivocada.

Lo acabo de leer por ahí. Pero si la distancia es equivocada, ¿cómo va a ser correcta?
Benditas contradicciones. 

Esta noche voy a ver las Perseidas. Las mismas que va ver él. Qué listo es el cabrón. Se da cuenta hasta de lo que no veo yo. El pitoniso me dijo "a alguien más le gustan tus pies". Y acertó. Qué rabia dar saber que existe. Porque si no sabes que existe, no echas de menos lo que no conoces. Y qué harta de que lleguen "oportunidades" que no he pedido. A veces no sé qué hacer con ellas. Dice mi terapeuta que las tengo que vivir. No sé. 
Siempre existe una persona que espera a otra.

 

Total, que lo único que se puede hacer en estos casos es mirar al cielo al mismo tiempo que él, por si las miradas se cruzan en algún momento de despiste. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Sin tus comentarios no somos nada (o sí)